10 abr 2015
abril 10, 2015

Curiosidades sobre El Tacto

0 Comment

El tacto es algo tan antiguo  como la Humanidad

El tacto es un instinto humano y una necesidad fundamental. La cultura humana siempre ha empleado el tacto como medio de comunicación, o  como expresión de solicitud y afecto o bien en un contexto terapéutico. El tacto es algo tan antiguo como la humanidad. Además es el primer sentido en desarrollarse dentro del útero y es el último que desaparece antes de morir. Para algunas de las culturas primitivas actuales, el contacto estrecho es una forma de vida. Por ejemplo, los bebés son porteados por sus madres mientras ellas trabajan y más tarde, cuando esto no es posible, quienes se encargan son sus hermanos y hermanas mayores. Esto se puede observar en culturas tan distintas como la de los esquimales y la de los nativos de la isla de Borneo, expresando cada uno a su forma el tacto como la base para la identificación, la comunicación y el crecimiento. Este fenómeno además podemos verlo en el reino animal, donde el tacto juega un papel crucial en la concepción, el nacimiento y la crianza de los cachorros. VwmzixR

A lo largo de nuestra vida y sobre todo en las primeras fases después del nacimiento, crecemos y nos desarrollamos con rapidez y en parte es debido al tacto. De hecho, hay una situación conocida como “marasmo” localizada en esos bebés que han sido privados del tacto y que han llegado literalmente a enfermar y morir. Las investigaciones y estudios han demostrado que el tacto solícito y tierno al comienzo de la vida acelera el desarrollo natural de todo el organismo, estimulando el crecimiento del esqueleto y del cuerpo, mejorando la digestión y asimilación, así como estimulando el sistema hormonal.

Nos mantiene informados de todo lo que ocurre a nuestro alrededor

Y todo esto, es, sin duda,  porque se produce un efecto positivo del masaje sobre el estrés y el sistema inmunológico. El tacto también influye en el sistema nervioso autónomo, relajándolo y vigorizando el cuerpo al mismo tiempo. También fomenta la secreción de las endorfinas, conocidas como “las hormonas de la felicidad” actuando como narcóticos naturales del cuerpo, reduciendo el dolor y produciendo una sensación de bienestar.

Pero el tacto no sólo otorga grandes beneficios a nuestro cuerpo físico, también tiene un papel importante en el desarrollo psicológico y conductual de las personas. La psicología moderna no ha hecho más que empezar a investigar y a establecer vínculos claros y muy definidos sobre las primeras formas de relación entre los padres y el niño, establecidas  a través del tacto y los patrones y esquemas posteriores de conducta.

A la piel no la consideramos un órgano, pero tras el cerebro probablemente sea el más importante de todos nuestros sistemas de órganos y seguramente el más sensible. Sólo por su precoz desarrollo en la vida prenatal ya indica la importancia fundamental que tiene para el organismo. El sentido que está más estrechamente relacionado con la vida prenatal es el tacto, él es nuestro primer medio de comunicación, porque es a través de la piel como podemos entrar en contacto con nuestro entorno inmediato. Así es, actúa como sistema nervioso central manteniéndonos informados en todo momento de lo que sucede a nuestro alrededor, regulando la temperatura y el metabolismo y defendiéndonos de las agresiones o invasiones procedentes del exterior.

baby in womb

El tacto es el primer sentido que desarrollamos y es el que más influye sobre nuestro primer desarrollo. Cuando somos bebés, nuestra única relación es a través del tacto. Del tacto aprendemos unos mensajes concretos sobre si somos o no aceptados, si somos amados y deseados y si somos o no importantes. Es muy probable que todo el futuro de nuestro bebé, su autoestima, y su relación con el mundo y con las personas que le rodearán dependerá de ese primer contacto que tenemos en la infancia a través del tacto nutritivo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>