29 ene 2018
enero 29, 2018

Historia de la Reflexología

0 Comment

Los orígenes de la ciencia de la Reflexología se remontan al antiguo Egipto, así lo demuestran inscripciones encontradas en la tumba de un médico del antiguo Egipto de comienzos de la VI dinastía (alrededor del 2330 a. de C.), se trata de la pintura mural de Anjmahor (el más alto funcionario del faraón), en Saqqara, conocida como la tumba de los médicos. También en la Biblia observamos diversas tradiciones asociadas a los pies, como la de lavarlos, etc. Sin duda, existen muchas coincidencias históricas que nos hablan de la existencia de esta ciencia en la Antigüedad, pero la reflexología, tal y como hoy la conocemos, es diferente, aún así, existe una estrecha relación entre ambas ciencias, la antigua y la moderna.

El origen de la Reflexología Moderna

El origen está en el Doctor Fitzgerald, médico en el Hospital de Boston, además de un reputado laringólogo en el Hospital San Francisco de Hartford, Connecticut. También estudió en Viena y otros lugares de Europa y perteneció al equipo del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital Central de Londres durante dos años. En 1902, mientras era jefe de tal departamento comenzó a trabajar con las manos, presionando diferentes zonas de los dedos para aliviar el dolor. En 1917 el Doctor Fitzgerald publicó su libro “La Terapia Zonal o cómo aliviar el dolor en casa”, pero la publicación no causó impacto en la clase médica y no tardó en llenarse de polvo en los estantes de muchos doctores…, salvo en el de uno, el Doctor Joe Shelby Riley.  Para Riley dicha terapia abría posibilidades que debían de ser investigadas. Entre el equipo de colaboradores de Riley se encontraba una joven quiromasajista llamada Eunice Inghan que también se interesó por la terapia zonal pues en su trabajo estaba desarrollando una amplia labor como terapeuta. Ella sabía que Fitzgerald se concentraba principalmente en las manos, pero ella descubrió que había una parte del cuerpo aún más sensible… los pies. Riley la animó a continuar investigando y fue a principios de los años treinta cuando empezó a desarrollar su teoría de la reflexología en los pies. Consiguió localizar las zonas sensibles de los pies explorando sin cesar con los ulgares y el resto de los dedos, además llegó a la conclusión de que era más útil utilizar el pulgar y los dedos para conseguir efectos terapéuticos. En 1938 publicó su libro “Todo lo que los pies pueden contarnos”, más adelante publicó “Todo lo que los pies nos han contado”, Ambos dos son muy populares, se  tradujeron a un gran número de idiomas y aún hoy, se siguen vendiendo y leyendo demostrando el gran éxito de la terapia. Eunice falleció a sus 85 años en diciembre de 1974, tras toda una vida dedicada a ayudar a las personas plenamente convencida de que la reflexología puede ayudar a aliviar el sufrimiento y propagó este mensaje hasta los 80 años. Se fundó el Instituto Nacional de Reflexología para proteger sus enseñanzas y sus escritos originales, y poco después el Instituto Internacional de Reflexología dedicados a enseñar el método en todo el mundo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>